Archivo de la etiqueta: mantas de punto

Manualidades para relajarse: un bonito regalo para bebés y mamás

DSCN1327 DSCN1329

En un post anterior os comentaba que la única manera de que me relajase y no pensara en qué podría ir mal durante mi embarazo era establecer una rutina, algo que me mantuviera ocupada en alguna tarea. Y como siempre me han gustado las manualidades se me ocurrió hacer algo que les sirviera a los peques: unas mantitas de punto. Tuve que mantener reposo durante el primer trimestre y parte del segundo y los días se me hacían eternos. Además, para mi sorpresa, no conseguía dormir más de tres horas por la noche, por muy cansada que estuviera. Siempre he sido una dormilona y pensaba que me pasaría todo el día durmiendo durante el embarazo pero las cosas no son tan bonitas como las pintan.

Y como me resultaba imposible concentrarme para leer cualquier libro me fijé un objetivo: acabar tres mantitas para cada uno de mis peques. Tantas horas dan para mucho, os aseguro.

Al no saber si serían niños o niñas decidí usar unos colores neutros: beis, rojo y verde. Opté por lana en vez de acrílico porque siempre prefiero lo natural, a pesar del cuidado especial que requiere para lavarla y del precio (un ovillo de lana de calidad cuesta el doble que uno de acrílico). Creo que vale la pena ya que dedicas muchas horas y mucho cariño en realizar el trabajo y el acrílico siempre saca pelotitas y no abriga igual que la lana (mis peques nacerán en invierno).

Ahí va lo que se necesita para hacer una mantita de punto de unos 110×70 cm aprox., por si os animáis:

  • unas agujas circulares de 4mm
  • 7-8 ovillos de lana de 50 g
  • y mucha paciencia 😛

2013-12-04 13.03.50

2013-12-04 13.04.20

Las medidas finales de la manta dependen de cada manera de trabajar (si soléis hacer el punto más suelto o más apretado) y también del modelo elegido. En mi caso tuve que montar unos 15o puntos para la mantita beis, por ejemplo. Una vez montados los puntos recomiendo que se midan con un metro flexible de papel y tener en cuenta que el largo final sería un 10-15% más amplio (siempre depende de si el punto se trabaja más apretado o más suelto).

Os dejo los pasos a seguir, con vídeos cortos para que sea más fácil la visualización del trabajo:

  1. Montar los 150 puntos. http://www.youtube.com/watch?v=-8edj-E_D6A&feature=youtu.be
  2. Primera línea: trabajar 2 puntos del revés y 4 puntos del derecho. Repetir el patrón hasta finalizar la línea. https://www.youtube.com/watch?v=8Hk443A3gNo
  3. Las siguientes 3 líneas se sigue el mismo patrón, según vengan los puntos: del derecho o del revés.
  4. La quinta línea (para realizar la forma de ocho): se trabajan los dos primeros puntos del revés y se intercambian de dos en dos las posiciones de los 4 puntos del derecho, como en el vídeo. Se sigue el patrón en toda la línea. http://www.youtube.com/watch?v=4WUiZHxjR6Q&feature=youtu.be
  5. Sexta línea: Se cogen los puntos tal como vengan, de tal manera que queden 4 del derecho y dos del revés para realizar otro “ocho”. Se siguen los mismos pasos hasta que se alcance la medida deseada.

Para hacer los márgenes de la manta de un color distinto: se introduce un hilo del color deseado en el primero punto del borde de la mantita y se comienzan a montar los puntos sobre los ya existentes, tal como aparece en el vídeo. https://www.youtube.com/watch?v=NuBHLDdQSRY 

Después de finalizar la línea se decide el modelo que más nos guste (uno elástico puede hacer un bonito contraste y sujeta muy bien: se trabajan dos puntos del derecho y dos del revés). Se sigue con el modelo elegido para las próximas 11-12 líneas, teniendo en cuenta que hay que ampliar en cada lado de la manta un punto. Siempre se amplia en línea impar. Es decir: si en la línea uno hemos ampliado en dos puntos más pasando la hebra por la aguja (uno a la izquierda y otro a la derecha), en la línea dos se convierten esas hebras en puntos. En la línea 3 se vuelven a ampliar los dos puntos, luego en la 5, 7, 9 y 11. De esta manera conseguiremos el ángulo de 45º necesario para que el contorno de la mantita quede bonito al coserlo y no esté tirante.

Se finaliza de esta manera: https://www.youtube.com/watch?v=us-FsTkU1j4

Como podréis ver en las fotos he añadido un forro a cada manta para evitar el contacto directo de la lana con la sensible piel del bebé y para darle un toque más infantil ya que los colores que he elegido me parecían demasiado serios. Y he añadido el detalle de unos animalitos usando el mismo forro. Podéis encontrar detalles para añadir a vuestras mantitas que estén ya hechos y además muy chulos.

A mí me han quedado muy caseras pero sé que solo habrá una mantita con este aspecto y las he personalizado pensando en cada bebé (después de saber que tendríamos dos niñas y un niño). Por ejemplo, la mantita verde con los perritos jugando y la palabra “alegría” sería para Cristina porque está siendo muy activa y guerrera durante todo el embarazo; la beis para Víctor; y la roja con las mariposas sería para Katia, la más tranquilita de todos, porque sus leves movimientos me recuerdan el vuelo de las mariposas. Vale, es un poco cursi, pero es verdad que cuando busqué un dibujo para ponerlo en la mantita pensé en cada uno y qué les definiría mejor. Será una bonita anécdota que les contaré cuando sean mayores y me entiendan 😉

DSCN1345 DSCN1342

DSCN1340

DSCN1338

Venga, animaros, es algo muy bonito que os quedará como recuerdo y no es nada difícil de hacer. Si os atascáis en algún momento estoy aquí. Y si ya habéis hecho algo parecido me encantaría que lo compartierais aquí.