Archivo de la etiqueta: llegada al mundo trillizos

¡Katia, Cristina, Víctor, bienvenidos al mundo!

5965 (2)

Ha llegado el gran momento, el de ver a nuestros peques. No ha sido exactamente como esperábamos ya que todos pensábamos que aguantaría al menos unas semanas más.  Pero en la última ecografía los médicos detectaron un crecimiento reducido de una de nuestras pequeñas y el estudio Doppler salió un poco regular así que decidieron monitorizarnos dos días distintos para ver el avance. Y ya de paso realizar la maduración pulmonar. Aunque ninguno de nosotros pensaba que la cesárea iba a ser programada tan pronto, solo tres días después. Llega la noticia, los nervios de los padres y de toda la familia y nos ponemos en marcha. Yo en ambulancia (en nuestro hospital no disponían de suficientes incubadoras para nuestros pequeños y nos tuvieron que trasladar) y ellos siguiéndome en coche.

Parecía algo irreal, algo que no podía pasarme a mí, así lo veía en ese momento. Pero confiaba en que todo saliera bien, sabía que estaba en buenas manos. Me hicieron la cesárea dos horas después de ingresarme y todo salió fenomenal. ¡Un gran equipo, el del hospital 12 de Octubre! Me trataron con muchísima atención y cuidado, me explicaron todo muy bien y pude ver unos segundos las caritas de mis pequeños, antes de que se los llevaran los pediatras. A mi marido y a mí nos hubiera gustado que él pudiera asistir durante el parto pero no pudo ser porque no dejan que te acompañen si los bebés tienen menos de 34 semanas. Él los pudo ver a pocas horas y esa misma noche pude bajar yo también a verlos y acariciarlos un momento. Esos momentos de emoción son imposibles de describir.

A partir de ahora toca estar con ellos el máximo tiempo posible, suerte que con el método Madre Canguro tanto mi marido como yo hemos podido tenerlos en brazos, en contacto con nuestra piel, para que se tranquilizaran y nos sintieran cerca. Nuestros pequeños pesaron 1850, 1650 y 1150 gramos, y nacieron muy sanos.

Creo que la naturaleza es muy sabia porque justo el día antes de que me hicieran la cesárea había acabado las compras necesarias para la bolsa que me llevé al hospital y lo dejamos todo preparado, obviamente pensando que nos quedaban unas semanas de cierta tranquilidad. Luego se demostró que había exagerado en llevarme tantas cosas pero siempre es mejor eso a tener que salir corriendo a comprar a la hora que sea.

Intentaré escribir algo más pronto, nos gusta compartir con vosotros esta emocionante experiencia de ser papás primerizos de trillizos.  Aunque intuyo que pronto no tendremos tiempo ni para respirar. 🙂