Archivo de la etiqueta: aumento presión arterial

La temida preeclampsia

He oído hablar sobre la preeclampsia en varias ocasiones a lo largo de mi embarazo, aunque al principio no presté demasiada atención. Me parecía tan poco probable que la padeciera que no merecía la pena preocuparse. Pero al leer muchos testimonios de mamás de mellizos, trillizos (incluso en embarazos de un solo bebé) que habían padecido preeclampsia al final de su embarazo he decidido informarme mejor sobre los síntomas y prestar más atención a los cambios de mi cuerpo, como el peso, la tensión, etc.

¿Y qué es la preeclampsia? Se trata de un trastorno que se desarrolla hacía el final del embarazo (en general después de la semana 20) y se caracteriza por un aumento brusco de la presión arterial. Si no se trata puede convertirse en eclampsia, un trastorno mucho más grave que puede causar graves complicaciones como parto prematuro o la restricción del crecimiento intrauterino.

La preeclampsia se diagnostica a aprox. 8% de las mujeres embarazadas. En su aparición influyen varios factores como: embarazo múltiple, que la futura mamá tenga más de 40 años, que tenga la presión arterial muy elevada o que padezca diabetes. Los síntomas pueden ser cualquiera o varios de los siguientes: hinchazón severa de las manos y el rostro, hinchazón de los tobillos que no remite después de 12 horas de descanso, aumento de la presión sanguínea, aumento excesivo de peso que no está relacionado con la cantidad de comida ingerida, dolor en la parte alta del abdomen, visión doble o borrosa.

La preeclampsia suele detectarse pronto en un embarazo con el seguimiento adecuado (por la proteína que suele encontrarse en la orina), por el aumento de la presión arterial o la aparición de los síntomas arriba indicados. Si la preeclampsia es grave puede suponer la inducción del parto después de haber administrado al bebé la medicación adecuada para acelerar la maduración de sus pulmones. Es el 97% de los casos, las mujeres con preeclampsia se recuperan completamente después del parto.

Pero podemos tomar alguna medida de prevención: tener una alimentación correcta rica en vitaminas, magnesio, minerales y antioxidantes. Y no hay que olvidar mantener un buen cuidado dental.

* Fuente de información:  Que se puede esperar cuando se está esperando (Heidi Murkoff)
 

Espero que esta información os haya servido pero no os alarméis antes de tiempo. Lo importante es relajarse, no hacer esfuerzos innecesarios y prestar mucha atención a los cambios de nuestro cuerpo, especialmente en el tercer trimestre. Ante la duda, es mejor consultarlo con el médico para quedarnos tranquilas. ¡Ánimo, futuras mamás!