El miedo a tener más de un hijo

Es interesante ver la cara que pone la gente cuando nos ve pasar con el carrito de nuestros bebés. Si dos bebés llaman la atención, tres ni os cuento. No era esa nuestra intención cuando lo compramos, pensamos solo en que lo más practico sería poder llevarlos a todos en un carrito y que se pudieran ver entre ellos en los paseos diarios. La gente se acerca sin conocerte de nada y te suelta unos comentarios, la mayoría desagradables y pesimistas: “¡¡¡Madre mía!!! ¡Tres! ¿No pensaréis tener más, verdad?” o “!Con dos viajes llenáis la ciudad¡” o “¡Vaya faena, espero que no tenéis otros hijos!”, etc. Cosas así de bonitas te dice la gente que te dan ganas de contestarle: “Señora, no creo que el dinero que necesito para darles de comer salga de su bolsillo, así que no se angustie por si quiero tener más hijos o no.” Hay algunos más amables y discretos que te sonríen y te dicen: ¡qué bonitos! Y siguen su camino…

Llama la atención el pesimismo y el miedo de la gente a tener más de un hijo. Incluso gente mayor, que ya tiene a sus cuatro o cinco hijos criados, te da consejos (que no pides) sobre la vida y lo difícil que es criar un hijo hoy día.

Y es que yo, que tengo cuatro hermanos, siempre he querido tener una familia grande. Es la mayor alegría que puedes tener en la vida. Dan mucho trabajo, claro que sí, pero también muchísima alegría.

Es verdad que la situación económica del país y la de muchas familias no está para tirar cohetes pero de ahí a pensar que tener varios hijos es una desgracia y una carga… Esperemos que cambie un poco el ánimo de la gente o al menos que deje de meterse tanto en la vida de los demás y que sea más discreta. ¿Es mucho pedir?

Anuncios

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.600 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 43 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Ser madre y… algo más

He escuchado esta frase hace no mucho mientras se me explicaba que la mejor opción era que me despidieran y así disponer de todo el tiempo para criar a mis hijos. Porque la empresa necesitaba gente dedicada al 100%  al trabajo. Entonces qué hacemos con el consejo de: ¿Hay que ser madre y algo más? Desde luego, hay muchas empresarias que piensan que una madre no puede ser buena trabajadora porque no rinde igual que una mujer soltera. Son las mismas personas que a su vez tienen dos o más hijos. Ellas sí tuvieron la oportunidad de trabajar siendo madres. La afirmación: “Yo solo contrato mujeres menores de 25 o mayores de 45 años” han hecho famosa a Mónica Oriol, una empresaria con varios hijos que describe detalladamente en un libro su día a día como madre y trabajadora. ¡Cuanta hipocresía!

Por desgracia hay muchas mujeres empresarias que ponen en duda el valor y la capacidad de otra mujer si ésta decide ser madre. Y si, por razones de salud, tiene que pedir una baja durante el embarazo, entonces se convierte en una enemiga, en alguien a quien hay que despedir porque ya no resulta rentable para la empresa. Aunque esa mujer haya dedicado más de  seis años de su vida echando horas extra nunca pagadas ni recuperadas, fines de semana y todos los recursos necesarios para que la empresa ganase dinero. Un dato interesante: antes de quedarme embarazada necesitaba ocho, nueve horas diarias para descansar y poder rendir. Hoy, con tres hijos menores de un año, si consigo descansar cuatro horas tengo energía suficiente para aguantar todo el día y la noche, claro. Os aseguro que pocos hombres estarían dispuestos a trabajar y al mismo tiempo encargarse de criar a los niños con todo lo que eso supone: prepararles la comida y darles de comer, vestirlos, bañarlos, llevarlos y recogerlos de la guarde o del cole, etc. Y sin embargo las mujeres lo hacemos y conozco muchas que lo hacen sin quejarse por el cansancio que acumulan día tras día intentando llegar a todo.

Así que os aseguro que se puede ser madre y algo más. Como por ejemplo, seguir siendo la misma profesional desempeñando el trabajo con la misma ilusión o más que cualquier compañera o compañero. Aunque las empresarias y empresarios de este país no estén preparados para admitirlo…

¿Y si mi hijo tiene TDAH?

Quiero compartir con vosotros una gran idea que han desarrollado en Fundación Educación Activa. Se trata de la primera escuela online de TDAH en lengua española para padres, educadores y profesionales. A través de http://cursostdah.educacionactiva.com, se accede a cursos, vídeos y material descargable de casos prácticos para aprender más sobre este trastorno.  Además, los usuarios de estos cursos cuentan con un consultorio online, también gratuito, atendido por una psicóloga especializada en este trastorno que responde de forma personalizada a cualquier duda en materia de hiperactividad, problemas de aprendizaje y de conducta.

Explica de forma sencilla los riesgos sociales, educativos, de desarrollo y médicos asociados al TDAH no diagnosticado; el papel de la familia y del ambiente social como causantes del desarrollo del TDAH, entre otros temas.

Los profesionales (educadores, psicólogos, médicos)  podrán obtener el Título de Especialización en TDAH, concedido por FUNDACIÓN MAPFRE y Fundación Educación Activa y avalado por el Dr. Russell A. Barkley, superando un examen posterior a la formación.

“Aún existe mucho desconocimiento sobre el TDAH, tanto en las familias, como en la escuela y entre los profesionales sanitarios. Esta escuela online ayuda en el avance del tratamiento de esta patología en España y a mejorar los cuidados del niño con TDAH”, asegura la FUNDACIÓN MAPFRE, promotor de este proyecto.

Entre un 5 y un 7% de la población escolar padece TDAH. Los niños con este trastorno tienen un mayor riesgo de fracaso escolar, problemas de comportamiento y dificultades en las relaciones socio-familiares, como consecuencia de los síntomas propios del trastorno.

Para acceder a la escuela online: http://cursostdah.educacionactiva.com/

Verónica

Papeleo… ¿cómo conseguir las ayudas que te corresponden?

Le he pedido a mi marido que escriba sobre los trámites que hay que hacer para registrar a los bebés y conseguir las ayudas que te corresponden por parto múltiple. Debo decir que no es una tarea fácil, sobre todo porque son muchos los documentos que hay que rellenar, mucha información y muy poco concreta. Él fue el encargado de hacer todo el “papeleo” mientras yo me recuperaba de la cesárea. Aunque antes de dar a luz miramos varios blogs (entre los cuales está http://www.somosmultiples.es) y nos preparamos un poco para el lío que vendría después, mi marido estuvo durante casi todo el permiso de paternidad haciendo trámites, fotocopias y entregando papeles. Esperamos que este post sea una ayuda para los futuros papás primerizos para que lo tengan un poco más fácil.

Aquí os dejamos una pequeña guía:

papeleoLa duración del permiso de paternidad, corto a todas luces. Primero, porque tienes que conseguir los papeles de internet o acercándote a las distintas sedes de los diferentes organismos a los que hay que acudir. Y segundo, en algunos casos no sabes con exactitud si son todos los que necesitas o te faltan.

Los padres, en vez de disfrutar de nuestros hijos y ayudar a las madres, nos dedicamos a hacer papeles y en mi caso, con 24 días por tener trillizos y pasar a ser familia numerosa de golpe, no conseguí terminar todos los documentos. Es una pena, pero hay que hacerse a la idea de que vas a tener que tomar tiempo de tu trabajo para terminarlos. Para los que solo tienen 15 días, el tema pinta peor.

Son dos documentos gordos, la inscripción en el registro y el permiso de maternidad-paternidad.

En fin, lo primero es inscribir a los nenes en el registro, con el certificado del nacimiento que te tienen que entregar en el hospital o clínica donde nacieron. En cuanto al registro, se puede elegir el del lugar de nacimiento o el que corresponda a tu domicilio. En cualquier caso, parece ser que han cambiado algo las reglas y a pesar de estar casados, ya no vale con que vaya el marido, sino que hace falta que firme la madre, con los consiguientes dolores y problemas de movilidad  después del parto para la madre. Otra cosa importante son los plazos, hay ocho días y en algunos casos treinta si hay justificación. Extremadamente importante es que hay que pedir cita en algunos registros, por internet o por teléfono y a veces no hay huecos. Hay que ser previsor.

Si habéis tenido que ser trasladados, por prescripción médica a otro hospital de otra comunidad autónoma, mucho cuidado. Si queréis reclamar algún gasto al que os habéis visto obligados, lo tendréis que reclamar ante el servicio de salud de vuestra comunidad, no a la seguridad social. Y además, procurad que sea en algún sitio del que podáis obtener la factura, porque si no, os quedáis sin poder recuperar total o parcialmente el gasto sufrido. Además, hay un límite. Por lo menos en la comunidad autónoma de Castilla la Mancha y a fecha de hoy, de 30€ por noche para todos los que os tuvieseis que haber trasladado, como si sois 30. Y en cuanto a la manutención, creo recordar que son 8€ y no entran desayunos; valen bocadillos o hamburguesas, pero no las ensaladas. Algunas comunidades tienen convenios suscritos con otras y en ese caso los trámites se vuelven más sencillos. Consultad cada uno en vuestro caso.

El mismo día de ir al registro, puedes ir preparando o solicitando la cita para el permiso de paternidad-maternidad en la seguridad social. Cuidado, yo me lleve todos los documentos que pude bajarme de la web de la seguridad social y aún me falto uno del que nadie te habla. Si tu hijo o hijos nacen con un peso inferior a 2,2 kg, te obligan a entregar un informe de dependencia. Sí, habéis leído bien, un informe de dependencia debido a la ley de dependencia que aprobó el gobierno de Zapatero. No le tiene porque pasar nada a tu nene, sino que la ley incluye a todos los menores de 3 años con peso inferior al mencionado.

Pues bien, para la seguridad social, hay que llevarse original y fotocopia de cada documento para que lo cotejen y compulsen. No se os ocurra olvidaros de este tema. Tienes que llevarte el DNI de tu mujer, el tuyo, el libro de familia, el título de familia numerosa o el justificante de haberlo solicitado, el informe de dependencia o justificante de haberlo solicitado, certificado de empadronamiento familiar, el certificado de la empresa con tus cotizaciones, etc. Por lo menos, en los documentos que te descargas de la seguridad social, te indica los documentos que tienes que aportar.

Un tema importante, si os falta algún papel, la seguridad social os cita para 10 días después y tenéis que tenerlo todo.

Voy a describiros la odisea del tema del informe de dependencia. Debí poner una cara de sorpresa impresionante, cuando la persona que me atendió en la seguridad social me dijo que necesitaba dicho informe o justificante de haberlo solicitado. A parte de comentar que mis nenes solamente tenían que ganar peso y que no tenían ninguna patología, mi pregunta, también resultó ser antológica. ¿Mande? ¿Dónde se consigue dicho documento? Y la respuesta no pudo ser menos sorpresiva, en Guadalajara por lo menos fue: “en Bienestar Social de Guadalajara, dónde el edificio oxidado”. Claro, ni idea, menos mal que tengo un buen amigo en “Guada” y me explicó dónde estaba dicho edificio y el SESCAM (servicio de salud de Castilla la Mancha) para poder reclamar los gastos o parte de ellos por habernos mandado en ambulancia al Hospital Doce de Octubre en Madrid.

Ese mismo día, después de mi visita sorpresa a la sede de la seguridad social de Guadalajara, me escape al “edificio oxidado”, sede de la consejería de bienestar social de Castilla la Mancha en Guadalajara. Allí me confirmaron, que efectivamente, debían hacerme el informe de dependencia de cada uno de los trillizos, ya que todos habían nacido con menos peso del indicado en la ley, pero… para ello necesitaban un informe de salud de cada uno de los nenes, expedido por el pediatra de neonatos, que los estaba atendiendo y si es de otra comunidad, con su número de colegiado y a ser posible en el formato de mi comunidad; un informe social o justificante de haberlo solicitado en la concejalía de bienestar social o asuntos sociales, según se llame, de tu población; una declaración jurada de que les íbamos a sacar el DNI y un certificado de empadronamiento y todo por partida triple, uno por nene. En este caso, sólo llevaba los certificados de empadronamiento. El resto de cosas tuve que prepararlas y encima antes de los diez días de plazo dado en la seguridad social. Tuve que pedir cita por teléfono a la trabajadora social de mi población, no vale con acudir directamente. Esto significó más retrasos, pero los conseguí, uno por cada niño. Al mismo tiempo  empecé a buscar a uno de los pediatras de uno de los nenes y gracias a ella, me facilitó los informes de salud de todos; ella se encargó de buscar a los otros pediatras y que rellenasen los informes de salud correspondientes; una enorme ayuda y que agradecemos enormemente. El juramento de hacerles el DNI, hubo que rellenarlo, pero no fue un problema grande; lo firmó mi mujer, y a finales de Abril hemos cumplido dicho juramento. Una vez conseguido todo, salí como alma que lleva el diablo al “edificio oxidado” a por mis justificantes de haber solicitado los informes de dependencia de los trillizos.

Con toda la documentación recopilada fui a la seguridad social y conseguí tramitar los papeles de la ayuda por parto múltiple y los permisos de paternidad y maternidad. ¿Habéis pensado que se ha terminado? Pues no, si vuestros hijos han pasado tiempo en la incubadora, es necesario volver a pedir cita en la seguridad social para ampliar el plazo de baja maternal el tiempo que ellos hayan pasado en el hospital con el informe de alta del hospital. He escrito maternal, porque los padres no tenemos nada que alegar. Parece ser que con 24 días que te dan por parto múltiple y convertirte en familia numerosa de golpe hay más que suficiente. En fin, mientras las cosas no mejoren a nivel social, tocará apañarse lo mejor que se pueda y ayudar a la madre lo máximo posible.

Espero haber ayudado en algo. Disfrutad de vuestra paternidad y no os dejéis vencer por la adversidad y el desasosiego que significa enfrentarse a la burocracia española.

 

 

Amor de madre…

IMG_20140503_201700

Este año el día 4 de mayo tiene un significado nuevo para mí. Y es que, si hasta ahora llamaba para felicitar a mi madre, hoy me felicitan a mí… por triplicado 🙂 Las grandes compañías se dan prisa para lanzar su mensaje y aprovechan para seguir promocionándose. Este año hay algunos mensajes especialmente bonitos, emocionantes. No te cansas de verlos.

Dicen que al darle el pecho a tu bebé estableces un vínculo con él. Pero yo creo que no solo eso te ayuda a establecer vínculos con tus hijos. (Hay madres que no han podido o han decidido no darle el pecho a sus hijos y sin embargo tienen ese vínculo especial con ellos). Se trata de hacer algo más que llevarle nueve meses en tu vientre y traerle a este mundo. A una madre no le importa quedarse despierta toda la noche para vigilar por la salud de su hijo y su bienestar. Una madre sigue preocupándose por su hijo aunque éste tenga 40 años y sea padre a su vez. Una madre es “director de operaciones”, como decía un vídeo muy bonito que me enviaron, trabaja las 24 horas, 365 días al año.

Este año mis hijos me han hecho el mejor regalo (aunque detrás de la idea y la ejecución está obviamente su padre :)) y quiero compartirlo aquí con vosotros. ¿Creéis que se necesita más motivación para seguir cuidándolos día tras día? La mejor motivación es ver su sonrisa cada mañana, descubrir gestos nuevos de felicidad 0 de sorpresa al descubrir un juguete nuevo. Se te pasa todo el cansancio y de repente encuentras energía para seguir.

¡Feliz Día de la Madre, mamá! Gracias por estar siempre a mi lado, por las noches que pasaste en vela para cuidarme y ayudarme a ser quien soy. Por leerme cuentos y animarme siempre a ser mejor. A no dejar de luchar por algo que quiero.

¡Feliz Día de la Madre! a todas las madres.

La vie est belle

_MG_9683

Sí, la vida es bella. Con sus momentos de felicidad y sus momentos difíciles. Qué os voy a contar, papás y futuros papás, sobre la inmensa felicidad que sientes al acercarte de puntillas para ver a tus pequeños y compruebas que duermen tranquilamente, sanos y felices. Esos momentos valen la pena todas las noches que pasas en vela. Vale la pena sacrificar tu carrera profesional (a veces no queda más remedio aunque sea solo por un tiempo). La vida que llevabas antes y los objetivos que tenías pasan a un segundo plano. Lo importante son ellos, su salud, su bienestar.

A veces pasa el día sin darte cuenta y solo te enteras de que son las siete de la tarde porque les toca tomar el hierro (los que tenéis bebés sabéis a qué me refiero y los que no ya os enteraréis:)).

Escribo esta entrada mientras me preparo para la siguiente toma de los peques. Me gustaría poder atenderlos sin despertar a mi marido que intenta dormir un rato después de haberme dejado a mí dormir un par de horas. Hacemos turnos y solo estamos los dos despiertos a la hora de darles de comer. Intentamos aprovechar para dormir cuando duermen ellos pero es un poco difícil con tres nenes que se despiertan cada dos-tres horas para comer. Cuando hayas acabado de dar de comer al tercero, el primero ya te reclama. Tenemos ganas de que pasen los meses y se duerman más horas aunque también nos gustaría parar el tiempo y poder disfrutar más tiempo de ellos como bebés.  El tiempo vuela, ya están empezando a gorgojear y son muy graciosos.

Se nos ilumina la cara al verles sonreír y se nos olvida completamente la mala noche que pasamos dándoles masajes para que se le pasen los cólicos. ¡Qué responsabilidad tan grande, la de sacar adelante tres vidas, hacerte cargo de tres pequeños que dependen completamente de ti! Te surjen mil dudas y sobre todo el miedo de no hacer algo bien…

Nuestros pequeños hacen 10-12 tomas diarias así que imaginaros que aparte de darles de comer, cambiar pañales, bañarles y vestirles hay que dedicarles tiempo para estimularles y jugar con ellos. El tiempo que te queda para ti mismo es nulo. Y eso que contamos con la ayuda de los abuelos. Es impresionante ver como, a pesar de que cuando nos criaron a nosotros no había tantas ayudas (me refiero a lo básico: pañales, lavadora, más ropa de cambio) las abuelas aprenden enseguida cómo poner un pañal, la medida de leche en polvo que hay que echar para preparar el bibe, cuánto toma cada bebé…

Las abuelas… ¿Qué haríamos sin ellas? Debo reconocer que no imaginaba cuánto las íbamos a necesitar hasta este mismo momento. Recuerdo con mucho cariño a mi abuela y todo lo que me ha enseñado. Necesitamos el cariño de los abuelos, su sabiduría, su paciencia. Y aunque quieres estar con tus hijos en todo momento para no perderte ninguna sonrisa, ningún gesto nuevo que aprenden, también necesitas descansar.

Tener un niño te cambia la vida. Pero tener tres… Tienes que adaptarte en todos los aspectos a la nueva vida, todo cambia: el espacio en casa, el coche, la vida profesional, tu propio bienestar… Todo… Pero como os digo: vale la pena.

Damos las gracias a Dios por habernos regalado estas tres preciosidades. Le pedimos fuerza, mucha fuerza para poder criarlos. Y sabiduría para educarlos bien hasta que llegue el momento en el que ellos mismos podrán tomar sus propias decisiones. Con sus aciertos y errores… Como lo han hecho nuestros padres con nosotros.

La vida es bella…

Dejamos aquí algunas fotos de nuestros peques. Jotxo y Ana han vuelto a demostrar su gran profesionalidad y paciencia y nos han regalado unos recuerdos preciosos de nuestro tesoros. Os dejo aquí su contacto: ana@funphot.com; info@funphot.com


_MG_9252 _MG_9816 _MG_9475_MG_9181